VACACIONES EN ÁVILA CON NIÑOS

Visitar Ávila siempre es un buen plan, pero visitar Ávila con niños es una ocasión perfecta para aprender y disfrutar con toda la familia, teletransportarse a momentos de nuestra historia, conectar con la naturaleza y descubrir preciosos pueblos con encanto y conocer sus leyendas.

En este post te contamos 6+1 planes para que tus vacaciones en familia en Ávila sean perfectas.

1. DESCUBRIR ÁVILA A PARTIR DE SUS LEYENDAS

Una ciudad con historia como lo es Ávila, ¿Cómo no iba a presumir de innumerables leyendas? Historias en las que la realidad se mezcla con la imaginación.

Son tantas las historias y misterios que envuelven la provincia de Ávila: la historia de amor de D. Alvar Dávila y Dña. Guiomar de Zúñiga, la del Rey del Niño, aquella que cuenta que un fantasma se pasea por el palacio de D. Blasco Núñez Vela o la de San Pedro del Barco enterrado en la basílica de San Vicente. A todo niño le gusta que le cuenten cuentos, por lo que nosotros te proponemos que hagas tus visitas culturales contando las leyendas que se le atribuyen.

2. RECORRER ÁVILA EN SU TRANVÍA

A los más pequeños de la casa seguro les encantará la idea de recorrer la ciudad montados en el tranvía. Se trata de una manera cómoda además de muy divertida para conocer Ávila con niños y sin quejas.

Además, el tranvía turístico de Ávila cuenta con una locución que explica la historia de todos los lugares más importantes y destacados de la ciudad por los que pasa.

Tranvía de Ávila

3. ADENTRARSE EN UNA CUEVA MILENARIA

Las Cuevas del Águila, al sur de la Sierra de Gredos, son de origen kárstico. En ella de pueden observar estalactitas, estalagmitas, columnas y muchas formaciones de una antigüedad de 500 mil a un millón de años.

Con 50 metros de profundidad, se puede recorrer a pie acompañado de un guía que se encarga de explicar los secretos de la cueva.

4. VISITAR LOS BOSQUES CENTENARIOS

El Castañar de El Tiemblo, es uno de los rincones más especiales de Ávila. En el sur de la provincia, es todo un espectáculo, sobretodo si lo visitas en los meses de otoño, ya que se tiñe de colores marrones, ocres y amarillos.

La Ruta del Castañar es una opción para toda la familia. Se trata de un recorrido muy fácil de 4,3 kilómetros y cuenta con paneles informativos tanto de la ruta como de toda la zona. En ella se encuentra el refugio de Majaravilla y “El Abuelo”, un castaño que según dicen tiene alrededor de 500 años.

Desde octubre hasta diciembre, El Castañas tiene el acceso regulado, lo que supone pagar una tarifa por vehículo y persona. Pero no te preocupes, puedes evitar las aglomeraciones de otoño y visitar el lugar en cualquier otra época del año, ya que sigue siendo igual de espectacular.

5. CONOCER A LOS ANIMALES MÁS LONJEVOS DE ÁVILA

Muy cercar de El Castañar de El Tiemblo, a tan solo 8 kilómetros, se haya un conjunto escultórico que merece ser visitado. Se trata de los Toros de Guisando, cuatro esculturas fabricadas con granito que representan toros y cerdos de la época vetona, datados del siglo IV a.C.

Se dice que se esculpieron para favorecer la fertilidad de los rebaños y de protegerlos, ya que la ganadería era una parte primordial en la vida del pueblo vetón. Hay otra versión que afirma que se usaban como hitos para marcar las diferentes zonas de los pastos. Aunque, la versión más extendida dice que tienen relación con la mitología o tienen un significado religioso.

6. DESCUBRIR LA RESERVA NATURAL DEL VALLE DE IRUELAS

Lugar en el que la naturaleza se muestra en su máximo esplendor. Se trata de un paisaje lleno de lugares únicos y perfecto para llevar a cabo actividades acuáticas en los meses de verano.

Además de contar con muchas rutas para practicar senderismo, es un lugar perfecto para observar aves, puesto que se trata de una zona de especial protección (ZEPA).

También existe la opción de visitar el Museo de la Naturaleza Valle del Alberche, en el municipio de El Barraco, para aprender sobre la fauna y flora del Valle de Iruelas.

7. DESCANSAR EN EL HOTEL RIBERA DEL CORNEJA

El hotel Ribera del Corneja cuenta con 17 casas adosas de una planta, independientes que cuentan con protocolos y procedimientos para garantizar la seguridad de todos nuestros huéspedes. Un enclave natural en un entorno perfecto para pasar unos días con toda la familia. Con todas las comodines y servicios necesarios para que te sientas como en casa.

Zona verde junto al hotel rural
Zona verde junto al hotel rural

Comparte en tus redes sociales

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Estamos para ayudarte. ¿Qué necesitas?
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?