El movimiento slow o cómo aprender a disfrutar de la vida calmada

Fotografia del entorno de la Sierra de Gredos donde escuchar el silencio y disfrutar del movimiento slow

Slow life es el movimiento que te invita a vivir con tranquilidad

Acostumbrados al ajetreo de la ciudad, a vivir al límite, a mirar el reloj y a llegar a todas partes con la lengua fuera, siempre rodeados de momentos que no invitan a la pausa. Así es como nos hemos acostumbrado a vivir. Y esto es lo que nos parece normal.

Pero, ¿y si os decimos que hay otra forma de ver las cosas? Sí, hay una manera diferente de vivir, una en la que el tiempo es el mismo pero se percibe de otra manera y a tu cuerpo le sienta mejor. El movimiento slow es una corriente cultural -ya extendida a nivel mundial- que nos invita a ir más despacio, a andar paso a paso sin correr, sin saltar etapas. A tomarnos la vida con calma. Este movimiento ayuda a paliar la ansiedad que provoca el estrés del día a día y también invita a conectar y a vivir los momentos haciéndolos especiales.

Pasear por la montaña, por parques, vivir la naturaleza, hacer ejercicio en entornos naturales, el agua y la vegetación son claros ejemplos de la slow life: el movimiento lento.

Debemos ser conscientes de que la actividad es buena, pero el exceso no lo es. Hay que tomarse las cosas con calma y desde esta perspectiva ver las cosas con tranquilidad. Bajar revoluciones. Poner el modo avión. Escuchar el silencio. Esto ayudará, seguro, a eliminar el estrés y a aumentar nuestra sensación de plenitud y felicidad.

Es difícil, en Ribera del Corneja somos conscientes de que el cambio es complejo, pero no debes tener miedo, porque es algo positivo para ti y para los tuyos.

¿Has intentado ir de compras sin el teléfono? ¿Salir a dar un paseo al parque sin mirar el móvil? ¿Eres consciente de que diariamente consumimos más de 3 horas de pantalla en nuestros pequeños acompañantes de bolso y bolsillo? 

No. El mundo no se va a terminar porque dejes de responder al momento a un whatsapp o a una llamada. Seguro que puede esperar. Esto es lo que tenemos que valorar. Ampliar poco a poco el tiempo sin el teléfono móvil nos ayudará a conectar con momentos, instantes, personas. Tiempo que hemos dejado de disfrutar por nosotros mismos y que se lo hemos regalado a la tecnología. 

Por eso, en Ribera del Corneja creemos en el movimiento slow y hacemos de una carencia del entorno natural de la sierra de Gredos, como son las limitaciones de cobertura móvil, un beneficio de cara a que las personas reconecten consigo mismas, disfruten de los momentos en compañía o en soledad, porque hay tantas cosas bonitas ahí fuera de las que disfrutar: sonidos de animales, del agua del río, maravillosas vistas de las montañas, esas largas rutas a pie, a caballo o en bicicleta, donde nos cansamos mientras nos imaginamos como era aquello antes y cómo será después.

El movimiento slow te invita a descubrir tu propio ritmo y no el impuesto por la sociedad


Sin hacer las cosas en piloto automático. Necesitamos nuestro propio tiempo para planificar, para tomar decisiones, para organizar, elegir y priorizar. Y también descansar, no lo olvides nunca: descansar es entrenar para un mejor mañana.

¿Te llevas el móvil a la comida con tus compañeros de trabajo? ¿Si te llega un WhatsApp a la comida familiar lo miras interrumpiendo una conversación en persona?

Rutas a caballo en Ribera del Corneja disfrutando del movimiento lento
Disfrutar del movimiento slow y conectar con la naturaleza en la Sierra de Gredos

Nos hemos acostumbrado a ello y debemos valorar que cada cosa tiene su tiempo. Apaga el móvil, ponlo en modo avión o déjalo a un lado y recupera las comidas sin él, como también sin la televisión. Come con los tuyos o en solitario, pero disfruta de esos momentos que te da la vida. Saborear los alimentos, masticar mas, tu cuerpo lo nota y lo procesa de manera diferente.

Vivir despacio, sin agobios, sin prisas, es posible y en Ribera del Corneja te invitamos a unirte a la slow life: Ven a escuchar el silencio a nuestras casas rurales en plena Sierra de Gredos, en este concepto de hostelería lenta donde disfrutar de las sensaciones y conectar con las gentes de la zona, a descubrir el pasado de nuestra tierra, a degustar un buen vino y a comer con tranquilidad, con la brisa de la montaña y el sonido de los animales.

Ribera del Corneja utiliza cookies propias y de terceros para la prestación de servicios de medición cuando un usuario navega por el sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (Aviso Legal).

ACEPTAR
Aviso de cookies