El entorno rural nos abrirá sus brazos después la pandemia

De camino a Navacepedilla de Corneja

La crisis del coronavirus no atiende a razones y golpea arrasando allá por donde pasa. Se está viendo que las grandes ciudades se han visto muy afectadas, obviamente la mayor densidad de población tiene mucho que ver. Es por ello que el mundo rural, lleno de humanidad, pero vaciado en las últimas décadas, mira al futuro con el optimismo de un cambio social.

Posible cambio en la mentalidad 

 

Un cambio que pasa por apostar por entornos mas naturales, alejados de grandes aglomeraciones de personas, ahora que las empresas se están dando cuenta de que el tele trabajo no es una quimera y en muchas ocasiones no solo funciona, sino que lo hace muy bien.

Los comercios en el mundo rural no sobran, y es una oportunidad para muchos inversores, emprendedores y personas que buscan un cambio el hecho de echar la vista hacia el entorno rural.

En las tierra bañadas por el río Corneja, y los múltiples pueblos que hay por la zona, sus habitantes ven con optimismo esta nueva situación y esperan con los brazos abiertos la afluencia de la personas que quieran huir de las ciudades, que quieran volver a conectar con sus orígenes, que necesiten cambiar de aires y volver a respirar.

Las oportunidades que ofrece el mundo rural

 

El bonito pueblo de Navacepedilla de Corneja, ubicado en la provincia de Ávila y a tan solo hora y media de Madrid es el pueblo donde se encuentra el Hotel Rural Ribera del Corneja. Los servicios de nuestro hotel, en su círculo de proveedores y colaboradores, genera riqueza en el entorno.

Es de agradecer que algunos lugareños hacen acopio de toda la solidaridad con la que cuentan para ayudar a los suyos, aquellos que son más vulnerables. Sin olvidar la labor de alcaldes, que se vuelcan a la hora de mantener sus pueblos carentes de facilidades en las mejores condiciones posibles.

Son muchas las profesiones y oficios que se pueden realizar por la zona, además de la opción de tele trabajar en aquellos trabajos que lo permitan y, por qué no, la apertura de nuevos negocios como bares, restaurantes, peluquerías, tiendas de alimentación, de ropa…

El entorno rural ha conseguido atenuar las consecuencias de la crisis sanitaria debido a su aislamiento y su dispersión geográfica, aunque no debemos de olvidar que es en este entorno, el de la España vaciada, donde se está sufriendo directamente la crisis económica ocasionada por las medidas necesarias para la paralización de la pandemia y su gran impacto en el mundo rural y en el turismo.

Todo el entorno está lleno de oportunidades, tanto para disfrutar para el ocio (tenemos que tener paciencia los que estamos lejos, cuando podamos volver a encontrarnos con la naturaleza será genial) como de emprendimiento.

Apostar por el mundo rural

 

Seguro que muchos de vosotros os habéis imaginado en algún momento pasando largas temporadas alejados del ruido de los coches, tener una segunda residencia, una casita en el pueblo o jubilarte en plena naturaleza donde poder escuchar a los animales o sentir la naturaleza. Imaginaos la de oportunidades que hay en el entorno rural. Desde comprar una parcela y construir una casa, hasta reformar casitas de pueblo y dejarlas perfectas para pasar buenos momentos por muy poco dinero, si lo comparamos con las cifras que se manejan en las urbes. En estos entornos rurales el sentimiento de comunidad es inmenso.

Comparte en tus redes sociales

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

2 comentarios en “El entorno rural nos abrirá sus brazos después la pandemia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Estamos para ayudarte. ¿Qué necesitas?
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?